01032014-IMG_8038 (1024x683)

Me quedé la 660 tras pactar con Cesc Ausió de Motos Ausió que me conseguiría una suspensión delantera decente, de lo contrario no me la habría quedado.

Una de las carencias más importantes de la Super Tènèrè 1200 para el uso que yo le daba era el corto recorrido de su suspensión delantera. Era mucho mejor que el horrible paralever de mi anterior GSA pero seguía mostrando carencias para un uso duro en off road, donde llegaba a hacer tope. Por tanto tenía muy claro que mi próxima moto tenía que tener una buena suspensión de largo recorrido.

En el caso de la 660, la suspensión delantera es correcta si lo que se hace es un trail tranquilo pero es fácil encontrarle el límite. No quería volver a caer en el mismo error, una buena y larga horquilla es un placer cuando se quieren hacer muchos kilómetros por caminos y ofrece un plus de seguridad enorme cuando las cosas se complican o se quiere ir rápido.

Estas son las modificaciones:

Barras: Cesc tenía unas barras Kayaba de Yamaha YZ 250 2t de su equipo de cross. Unas modernas barras invertidas de 300 mm de recorrido y un diámetro de 48 contra los 210 y 43 de la anticuada suspensión de serie, no había color, tenían que ser mías!!. Para compensar el sobrepeso de la 660 respecto a una ligera moto de cross se pusieron unos muelles de 4.8. Aún así la primera parte del recorrido se ha dejado tirando a blandas para que la moto no quede tan alta, como que hay recorrido de sobras… La cuestión es que hay que dar saltos muy bestias para llegar a hacer tope. De todas formas la longitud total de las barras es idéntica a las de serie.

DSC02625 (450x800)

20131127_123806 (600x800)

 

01032014-IMG_7585 (683x1024)

 

Frenos: La 660 lleva doble disco de 298mm pero las barra de cross solo pueden llevar un disco. Primero probamos con uno de Yamaha WR pero con el sobre esfuerzo que se le exigía se dobló rápidamente. Luego pasamos a uno de 320 que además es mucho más grueso y ha aguantado perfectamente. La pinza es de la marca Braking (como el disco) y es más grande que las originales. El latigillo metálico es un Gold Fren y se ha mantenido la bomba original. En todo este tiempo he usado la moto en todo tipo de terrenos y carretera y la frenada es perfecta, muy dosificable con un dedo en off road y potente en carretera. Con dos dedos puedo bloquear la rueda. Hay que tener en cuenta que siempre llevo ruedas de tacos pero creo que con unas gomas de carretera también frenaría suficiente.
Para adaptar la pinza al disco se puso un adaptador de super motard que encontramos en Coward Motos.

01032014-IMG_7422 (683x1024)

01032014-IMG_7505 (1024x683)

Rueda: El buje es de YZ y el aro un Excel para rueda de 21″

Tijas: Las tijas originales no sirven así que las pedimos a Off The Road. Son unas tijas mecanizadas con unos acabados impecables y que se adaptaron a la perfección a la pipa de dirección de la 660. Únicamente fue necesario dar el diámetro de las barras a OTR y ellos las hacen a medida.

DSC02628 (800x450)

DSC02640 (800x450)

Manillar: De nuevo OTR tenía la solución con sus torretas de diferente alturas. Pusimos un manillar Renthall Twin Wall de cross bastante bajo y ello nos permitió poner unas torretas lo suficientememte altas como para que cupiera el amortiguador de dirección Scotts debajo. Como comento en el post del puesto de conducción, la posición que se ha conseguido es muy de moto de campo, especialmente cómoda para ir de pié y con un tacto muy directo y “duro” ya que hemos eliminado los silent blocks del manillar y los contrapesos de las puntas. El precio que se ha de pagar es que las vibraciones son más notorias, pero vale la pena por la precisión en la conducción que se consigue.

 

20131127_124001 (600x800)

DSC02633 (800x450)

01032014-IMG_7510 (1024x683)

Amortiguador de dirección Scotts: Es de esas cosas que mientras están no te enteras pero que si no llevas encuentras a faltar. Facilita mucho la conducción en tramos rápidos, arena… donde los meneos de la dirección te pueden dar algún susto. Especialmente en las pistas rápidas y blandas de Marruecos donde entraba en acción cuando el desastre parecía inminente.

DSC02642 (800x450)

DSC02632 (800x450)

01032014-IMG_7441 (1024x683)

En resumen, tras 15.000 km, de los cuales al menos 10.000 han sido con esta configuración creo que es la modificación más importante. Lo sé, es una movida cara aunque creo se puede abaratar encontrando barra usadas de YZ o WR (creo que son iguales) por internet. Las tijas también pueden ser de estas motos pero creo que en este caso hay que hacer algunas adaptaciones para encajarlas a la dirección. Pero realmente vale la pena. El placer y la precisión de conducción son enormes. Es espectacular como se traga las piedras y los agujeros sin rechistar. La verdad es que me costó adaptarme viniendo de anteriores suspensiones, instintivamente cortaba gas innecesariamente al llegar a los obstáculos que luego pasaba casi sin notarlos. Se convierte en otra moto. De hecho, con ellas he podido incluso participar en rallys y obtener buenos resultados.

Y para los que no se quieran complicar la vida Off The Road ofrece un kit completo donde sólo hay que quitar lo de origen y poner las suyas… si tienes pasta esta es la solución: Kit OTR/WP

01032014-IMG_7751 (1024x683)

Todos los capítulos de la evolución:

1: ¿Por qué una Yamaha XT660Z?
2: Puesto de conducción
3: Tren delantero
4: Potenciación y respuesta del motor
5: Tren trasero
6: Pequeñas modificaciones (¡pero muchas!)
7: Peso
8: Carrocería y estética