sin título (2 de 12)

Hace tiempo que tenía ganas de poder probar la Tracer. La MT09 me había impresionado y quería ver lo que daba de sí el mismo motor en diferente vestido.

El tricilíndrico de 847cm3 y 115 CV es impresionante. A la MT09 naked incluso me dio la impresión de que le venía grande, la moto se nota muy corta y levantas rueda con muchísima facilidad. En cambio a la Tracer le viene perfecto, la carrocería más grande y supongo que algún cambio más que le habrán hecho le da un aplomo mucho mayor sin perder nada del divertimento de la versión “desnuda”.

Pude disfrutar de la moto toda una mañana gracias a Motos Ausió que me dejaron su demo bike. Tras recogerla a primera hora me dirigí en dirección Barcelona por autovía donde ya empecé a notar los grandes cambios de esta versión.

A pesar de llevar el Shoei Hornet con visera, la discreta cúpula de la moto protege lo suficiente como para que no notara el efecto vela, el asiento y la posición son muy cómodos y a pesar de ser una moto claramente de carretera me sentí en seguida como en casa.

El motor es sensacional, tiene tres modos de potencia, desde el más agresivo a uno muy suave que debe ser ideal para lluvia o asfalto deslizante. De todas formas el control de tracción hace que todo esté bajo control sin ser nada intrusivo. Con el que me sentí más cómodo es con el modo standard ya que con el más agresivo iba un poco a golpes, me era más difícil controlar el gas. Este motor es refinado, suave, tiene bajos y se estira hasta el infinito. No soy ningún experto probando motos de carretera, no me gusta el asfalto, pero con esta moto no me importaría hacer un largo viaje.

El problema viene en que los límites de velocidad son una birria para ir con esta moto. La aceleración es brutal y cuando quieres darte cuenta ya estás yendo a velocidades inmorales. Lo que más me gusta es que igual puedes ir de turismo super tranquilo que al ataque, el rango de utilización es enorme. Eso no me pasaba ni con la GSA ni con la Super Tenere, motos con las que puedes ir muy rápido pero no incitan al pecado como esta.

Tras unos 50km por autovía pasé por algún pueblo, la moto es baja y se nota ligera por lo que da mucha seguridad en parado. Callejear es muy fácil. Luego me metí por carreteras de montaña que es donde es más divertida. A pesar de lo patoso que soy por carretera me fue imposible no sucumbir a la tentación de darle gas. Es divertidísima. Las curvas se van enlazando con enorme facilidad y si hay un trozo de recta entre ellas no hay ni que cambiar marcha para salir disparado ¡cómo acelera la condenada!!. La moto frena (el ABS va muy bien), se aguanta, es ágil… pero no noté esa sensación de que me “falataba moto” como me pasó con la versión naked.

Cuando ya gasté toda la adrenalina me dediqué a disfrutar del paisaje y aquí salió la versión turística de esta moto. Puedes ir con una marcha larga y ni una tos, ni una queja del motor que sigue notándose redondo. Una delicia. Al final de la mañana ya me empezaba a doler un poco el trasero y es que el asiento es cómodo pero un poco duro. Creo que hay una versión con más mullido que en viajes largos se debe agradecer. De hecho hay una lista enorme de accesorios para dejarla como más te guste.

VIDEO PRUEBA YAMAHA MT09 TRACER

Me dirigía a casa pensando en porqué coj… Yamaha no saca una versión trail de verdad con este motor, tampoco costaría tanto y sería una gran alternativa a las GS800 o Triumph Tiger. Iba pensando en esto cuando pasé por delante de un camino por el que suelo ir con la Tenere… no me pude resistir y allí me metí. Al principio es una pista muy buena. A pesar de los neumáticos, suspensiones y ruedas podía ir bastante cómodo, al control de tracción se le acumulaba el trabajo pero ni un susto. Iba tan contento cuando vi un sendero… soy muy débil y tampoco me pude resistir. Quedé impresionado de lo despacio que se puede ir sin tener que recurrir al embrague. Ya iba haciendo cábalas de qué modificaciones harían falta para poder hacerla más campera cuando la cosa se empezó a complicar. Me imaginaba la cara de Cesc Ausió si le devolvía la moto rayada así que decidí dar la vuelta (nada difícil por cierto, creo que pesa sobre 200 kgs) y volver por donde había venido.

Yamaha ofrece esta moto por menos de 10.000€. Una versión de campo con algunas protecciones, ruedas adecuadas y suspensiones más largas podría ser algo más cara ¿11 a 12.000?… La Tracer se está vendiendo muy bien, hay lista de espera (no me extraña), creo que una versión más campera a un precio competitivo también se vendería como rosquillas.

Soñar es fácil pero ¿os imagináis que Yamaha tuviera una gama trail “de verdad” compuesta por una 700 bicilíndrica con el motor de la MT07 y una tricilíndrica con el de la 09?.

sin título (1 de 12)

sin título (3 de 12)

sin título (4 de 12)

sin título (5 de 12)

sin título (6 de 12)

sin título (7 de 12)

sin título (8 de 12)

sin título (9 de 12)

sin título (10 de 12)

sin título (11 de 12)

sin título (12 de 12)