1501806_10151794352576673_441162835_n

En pocos días me vuelvo a ir a Marruecos, me apetece muchísimo!!

Esta vez voy con mi amigo Albert con quién hemos compartido muchos viajes. Algunos en compañía del resto de Transibéricos pero también hicimos uno solos los dos que recordamos a menudo (crónica Marruecos 2010).

Imagen 042

Con Albert en el viaje del 2010. Erg Chebbi

 

Fue un viaje increíble con jornadas de hasta 600km off road, él con su KTM Superenduro y yo con la BMW GSA. Llegamos hasta Tan Tan y la preciosa desembocadura del Draa para regresar pasando por la playa blanca. Cuando iniciamos el viaje Albert y yo nos conocíamos muy poco, un riesgo ya que en un viaje así es fácil que se pueden producir roces y acabar mal. Sin embargo todo fue perfecto, coincidimos plenamente: ritmo parecido, empezar temprano, acabar tarde … de este viaje surgió una buena amistad y nos quedaban ganas de repetir. Han pasado los años y los vamos a compensar con motos más ligeras. Albert va con una KTM 690 y yo con la Tenere 660.

Imagen 146

En la playa blanca

 

Así que el viernes que viene salimos rumbo a Almería en coche. Lo dejaremos en el puerto y ya embarcaremos con las motos. La ruta tiene partes conocidas pero bastantes tramos por los que será la primera vez que pasemos. Unos 3000 km la mayoría off road:

Sábado 28 de marzo: Melilla-Missour. 480 km pasando por el Plateau de Rekam unas altas e inmensas planicies que si ha llovido pueden ser un infierno de barro. Al menos así fue la última vez que pasamos con los transibéricos (crónica Transibérica 2013). En esta ocasión tomamos una ruta que nunca antes hemos hecho pasando cerca de Debdou y siguiendo una antigua ruta del Dakar.  Vídeo cruzando el Rekam.

2013-03-23_16-48-06_230

Sufriendo en el barro del Rekam

 

Domingo 29: Missour-Merzouga: 450 km. Excepto algunas variantes esta etapa la conocemos bien. Espero que no nos pase como la última vez donde las riadas se llevaron un puente y tuvimos que dar un rodeo considerable. El final es fantástico cuando desde la altura se ven las dunas del Erg Chebbi. La guinda del día es cuando al bajar te encuentras los ríos de arena en un momento en el que ya estás “madurito” (Vídeo llegando a Merzouga). En Merzouga podremos visitar a mi amigo Eduard un aventurero que vive allí y nos acoge en su casa. Eduard organiza diferentes eventos como el Ride to Roots al que vale mucho la pena ir. Crónica del R2R cuando estuve allí.

P1030694 (1024x768)

Cruzando un río de arena antes de Merzouga

 

P1030651 (1024x768)

Un descanso en el camino

 

DSC03157-800x600

Con Eduard en la cárcel portuguesa

 

1487730_654131771292242_130407238_o-1024x469

Con parte del grupo en el Ride to Roots

 

DSC03184-600x800

Dando una charla en el Ride to Roots

 

Lunes 30: Merzouga-M’Hamid: 300 km. Esta sí que es una clásica que no nos cansamos de hacer. Prácticamente por encima de la frontera con Argelia (que hay que procurar no rebasar bajo ningún concepto) y cruzando el temido Ramlia, un río de fesh-fesh que puede ser muy complicado en función de las lluvias o del paso de camiones. Lo más bonito es el final cuando con el sol del atardecer, con esa luz increíble que sólo hay en Marruecos, se llega a las dunas rojas de M’Hamid, sólo por eso ya vale la pena el viaje. Video 1: Llegando a M’Hamid con la Super Ténéré.  Video 2: vaca clavada en la arena

2013-03-25_13-17-30_421

En el Ramlia

2013-03-25_19-25-11_200

Llegando a M’Hamid

 

2013-03-25_19-22-06_479

Problemas llegando a M’Hamid

 

 

Martes 31: M’Hamid-Zagora: 380 km. Una etapa en la que queremos recordar el día más espectacular de nuestro anterior viaje. En aquella ocasión llegamos a Tata pero esta vez no tenemos tiempo para llegar tan al sur y subiremos hacia Foum Zgid y de allí ya hacia el norte a Zagora. La pista que se frecuenta más sale del Oasis Saqgrado y de allí pasa por el norte del Erg Chegaga hacia Foum pero nosotros nos fuimos por otra que va por el sur del Erg, pegada a la frontera con Argelia. La recuerdo durísima, con la GSA quedé totalmente exhausto, arena y más arena en un mar de dunas que pensaba que no se acabaría nunca. Luego viene el lago Iriki… Fue espectacular y nos apetece mucho ver que tal se pasa con motos más ligeras. La pista de Foum a Zagora no ha de tener mayor problema, la hice en solitario con la ST1200 cuando rompí el ventilador (vídeo), incluso es posible que esté asfaltada ya que estaban haciendo obras cuando pasé.

Imagen 077

Impresiona, mucha arena por delante. Erg Chegaga 2010

 

20130326_140814

Un ventilador viejo de Polaris para la Super T

 

DSC00161

Con mi salvador. En 30 minutos la Super volvía a rodar.

 

Miércoles 1: Zagora-Merzouga: 400km Esta ruta no la hemos hecho nunca y tiene muy buena pinta. Pasa por las gorges du M’hared, la ciudad perdida de Ba Hallou y volvemos a cruzar el Ramlia pero más al norte. Si vamos bien de tiempo subiremos hacia Risani para que Albert pueda conocer la carcel portuguesa con sus increíbles vistas y las esculturas en el desierto (crónica). Volveremos a dormir en Merzouga con Eduard.

DSC03163-800x600

Vistas increibles desde la cárcel portuguesa

 

DSC03139-800x600

Entrada a la cárcel portuguesa

 

DSC03092-800x600

Esculturas en el desierto

 

Jueves 2: Merzouga-Figuig: Esta puede ser la etapa reina, casi 500 km en los que la falta de gasolina nos puede jugar una mala pasada. La última vez que la hice fue en solitario y fue donde me estrené durmiendo en el desierto (crónica). En aquella ocasión tuve que hacer bastante carretera pero ahora tenemos tracks que la evitan casi por completo pasando por Boudnib, Beni Tajite… hasta el oasis de Figuig un recóndito paraíso verde rodeado por el desierto a un lado y la frontera infranqueable de Argelia en el otro (crónica).

DSC_0191-1024x576

Mi campamento en el desierto. Inolvidable.

 

DSC03281-1024x768

Foto para el recuerdo

 

DSC_0208-1024x576-1024x576

DSC03329-1024x7682

Amaneciendo en Figuig

 

Viernes 3: Figuig-Oujda: 450km. La hice en mi viaje en solitario y fue fantástica con un encuentro muy bonito con unas niñas nómadas en medio del desierto que recordaré siempre (crónica). La ruta sube hacia el norte pegada a la frontera con Argelia, cerca del minúsculo oasis de Ich que desgraciadamente esta vez no tendremos tiempo de visitar. Poco a poco, sin dejar de ir hacia el norte, se separa de Argelia para ir hacia Tendrara y sus fantasmagóricas estaciones de tren abandonadas. Antes pasa por el precioso Chott Tigri, bancos de dunas bajas rojas muy divertidas de cruzar. De Tendrara nos iremos de nuevo al Plateau de Rekam pero esta vez más al este siguiendo un track que no hemos hecho antes hasta Oujda.

DSC03344recorte-1024x855

Un bonito encuentro

 

DSC03291-1024x768

Ich

 

DSC03372-1024x768

La estación fantasma de Tendrara

 

Sábado 4: Oujda-Melilla: 150 km. El ferry sale a la una así que poco podremos hacer, carretera y a llegar sin sobresaltos. No como en mi viaje en solitario en el que me metí por unos caminos preciosos pero que en algún momento me hicieron pensar que perdería el barco (crónica). Luego nos quedará una larga noche conduciendo hasta casa y el viaje se habrá acabado.

DSC03399-1024x768

Oujda

 

DSC03403-1024x768

Mercado de Oujda

 

DSC03412-1024x768

Mercado de Oujda

 

DSC03426-1024x768

De camino a Melilla

 

DSC03438-1024x768

Al fondo el Mediterráneo

 

DSC_0229-1024x576

Islas Chafarinas

 

DSC_0032-576x1024

Durmiendo en el ferry