01032014-IMG_7489 deta2 (1024x672)

El segundo post del detalle de modificaciones lo dedicaré al puesto de conducción.

Me suelo adaptar bastante rápido a una moto pero en la mía soy muy maniático y me gusta tener todas las cosas en su sitio. Especialmente en el puesto de conducción que es lo primero que noto al subirme a ella. La posición del manillar y su forma, las manetas, el resto de mandos… son muy importantes para que me sienta cómodo y “como en casa”. Y eso influye mucho en que sea más eficiente y conduzca más descansado.

El puesto de conducción en una moto trail es mucho más complicado que en una de carretera. En la trail te puedes pasar muchas horas sentado en los tramos de asfalto pero también conduciendo de pie en el campo. Conseguir el compromiso de que sea cómoda en dos posturas tan diferentes no es fácil. En la mía creo que se ha conseguido un buen compromiso y es una de las cosas que más me gusta de esta moto.

Disfruto cuando me siento en ella. Me encanta la sensación de moto “de fabrica” que da. Los componentes transmiten calidad: el sólido manillar de aluminio, las preciosas tijas de OTR, el amortiguador de dirección. Si a ello añadimos el trabajo fino de los chicos de Ausió colocando los mandos de la cámara de vídeo y de los puños calefactables o pasando bien recogidos el montón de cables que hay… Todo está a mano y bien puesto, se nota que trabajan con motos de fábrica donde se cuidan todos los detalles.

01032014-IMG_7444 (1024x683)

Manillar: El amortiguador de dirección hizo que se tuvieran que poner unas alzas para dejar sitio debajo del manillar. No me gustan los manillares altos, prefiero una posición baja que me permita libertad de movimientos, por eso buscamos un manillar más bien plano que compensara la altura ganada por las alzas, aún así el conjunto queda ligeramente más alto que el de serie que es un poco bajo y estrecho para mi gusto. El modelo escogido fue un Renthall Twinwall 997l que tras varias caídas ha demostrado ser realmente duro. Ofrece una posición mucho más de “enduro” que el original ya que es más ancho y abierto de las puntas. Esto hace que en sea mucho más cómodo en los trayectos off road pilotando de pie (que es como suelo ir) si bien no lo es tanto si se va sentado por carretera, aún así el balance es positivo.

01032014-IMG_7511 (1024x683)

Para poder adaptarlo mejor en función de de si voy por carretera o por campo puedo variar la inclinación del manillar gracias a unas manillas que permiten moverlo sin herramientas, simplemente aflojándolas con la mano. Hace mucho que me las quede para la BMW que tenía, después las puse en la Super Téneré y ahora en esta. Nunca se me han aflojado sin quererlo, han sido una gran inversión.

01032014-IMG_7510 (1024x683)

Tanto las tijas como las alzas son de Off the Road, preciosas y muy bien acabadas.

Los puños calefactables son unos Daytona que se controla gracias a un pulsador. Tienen 4 posiciones marcadas por unos led que de día tienen la pega de que son muy difíciles de ver con lo que no sabes que intensidad llevas. El mando se ha fijado a un soporte hecho en Ausió situado debajo del retrovisor izquierdo (bajo el soporte del mando a distancia de la cámara de vídeo). Son unos puños económicos pero que repetí tras una buena experiencia en la Super Ténéré.

A la derecha de este soporte llevo un interruptor para poder desconectar las luces auxiliares. Cuando están conectadas van con las largas pero con este interruptor las desactivo.

01032014-IMG_7447 (1024x683)

Los espejos son extensibles y plegables gracias a lo cual evitas romperlos si tienes una caída en off road. También evitas que se aflojen o tuerzan por culpa de las ramas. Son de Touratech y también los he llevado en varias motos con buenos resultados.

Las manetas de freno y embrague son las de serie. Las dos veces que me he gastado dinero en manetas más sofisticadas he acabado arrepintiéndome. Suelen tener articulaciones que con el tiempo van cogiendo holguras y al final son menos precisas que un maneta rígida así que en esta moto he dejado las que vienen con ella convenientemente adaptadas en altura.
Os aconsejo un truco que hasta ahora me ha ido bastante bien para evitar que se rompan en las caídas. Las suelo llevar poco apretadas, lo justo para que no sea fácil que se muevan pero que sí lo puedan hacer en caso de caída y no se rompan.

Los cubremanetas son unos Acerbis comprados a Off The Road. Son muy resistentes, en Marruecos doblé mucho uno en una caída pero se enderezan bien. Quedan bien integrados y no tocan en la cúpula al girar el manillar como he visto que pasa con otros.

01032014-IMG_7469 recorte (1024x712)

A la derecha de la cúpula llevo un enchufe tipo mechero que tenía y que en Ausió me adaptaron allí. Queda perfectamente integrado pero si os soy sincero lo he usado bien poco.

20130925_084046

Tras la cúpula, fijadas a la barra que ya lleva la moto hemos puesto dos bolas Ram para el GPS u otros dispositivos.

La cúpula se ha pintado de negro y vinilado. Estaba muy rayada y por eso lo hice. A pesar de lo que pueda parecer, el que sea opaca no me molesta en absoluto ya que tanto de pie como sentado miro por encima de ella.

01032014-IMG_7489 detalle (1024x573)01032014-IMG_7489 deta2 (1024x672)

El segundo post del detalle de modificaciones lo dedicaré al puesto de conducción.

Me suelo adaptar bastante rápido a una moto pero en la mía soy muy maniático y me gusta tener todas las cosas en su sitio. Especialmente en el puesto de conducción que es lo primero que noto al subirme a ella. La posición del manillar y su forma, las manetas, el resto de mandos… son muy importantes para que me sienta cómodo y “como en casa”. Y eso influye mucho en que sea más eficiente y conduzca más descansado.

El puesto de conducción en una moto trail es mucho más complicado que en una de carretera. En la trail te puedes pasar muchas horas sentado en los tramos de asfalto pero también conduciendo de pie en el campo. Conseguir el compromiso de que sea cómoda en dos posturas tan diferentes no es fácil. En la mía creo que se ha conseguido un buen compromiso y es una de las cosas que más me gusta de esta moto.

Disfruto cuando me siento en ella. Me encanta la sensación de moto “de fabrica” que da. Los componentes transmiten calidad: el sólido manillar de aluminio, las preciosas tijas de OTR, el amortiguador de dirección. Si a ello añadimos el trabajo fino de los chicos de Ausió colocando los mandos de la cámara de vídeo y de los puños calefactables o pasando bien recogidos el montón de cables que hay… Todo está a mano y bien puesto, se nota que trabajan con motos de fábrica donde se cuidan todos los detalles.

01032014-IMG_7444 (1024x683)

Manillar: El amortiguador de dirección hizo que se tuvieran que poner unas alzas para dejar sitio debajo del manillar. No me gustan los manillares altos, prefiero una posición baja que me permita libertad de movimientos, por eso buscamos un manillar más bien plano que compensara la altura ganada por las alzas, aún así el conjunto queda ligeramente más alto que el de serie que es un poco bajo y estrecho para mi gusto. El modelo escogido fue un Renthall Twin Wall que tras varias caídas ha demostrado ser realmente duro. Ofrece una posición mucho más de “enduro” que el original ya que es más ancho y abierto de las puntas. Esto hace que en sea mucho más cómodo en los trayectos off road pilotando de pie (que es como suelo ir) si bien no lo es tanto si se va sentado por carretera, aún así el balance es positivo.

01032014-IMG_7511 (1024x683)

Para poder adaptarlo mejor en función de de si voy por carretera o por campo puedo variar la inclinación del manillar gracias a unas manillas que permiten moverlo sin herramientas, simplemente aflojándolas con la mano. Hace mucho que me las quede para la BMW que tenía, después las puse en la Super Téneré y ahora en esta. Nunca se me han aflojado sin quererlo, han sido una gran inversión.

01032014-IMG_7510 (1024x683)

Tanto las tijas como las alzas son de Off the Road, preciosas y muy bien acabadas.

Los puños calefactables son unos Daytona que se controla gracias a un pulsador. Tienen 4 posiciones marcadas por unos led que de día tienen la pega de que son muy difíciles de ver con lo que no sabes que intensidad llevas. El mando se ha fijado a un soporte hecho en Ausió situado debajo del retrovisor izquierdo (bajo el soporte del mando a distancia de la cámara de vídeo). Son unos puños económicos pero que repetí tras una buena experiencia en la Super Ténéré.

A la derecha de este soporte llevo un interruptor para poder desconectar las luces auxiliares. Cuando están conectadas van con las largas pero con este interruptor las desactivo.

01032014-IMG_7447 (1024x683)

Los espejos son extensibles y plegables gracias a lo cual evitas romperlos si tienes una caída en off road. También evitas que se aflojen o tuerzan por culpa de las ramas. Son de Touratech y también los he llevado en varias motos con buenos resultados.

Las manetas de freno y embrague son las de serie. Las dos veces que me he gastado dinero en manetas más sofisticadas he acabado arrepintiéndome. Suelen tener articulaciones que con el tiempo van cogiendo holguras y al final son menos precisas que un maneta rígida así que en esta moto he dejado las que vienen con ella convenientemente adaptadas en altura.
Os aconsejo un truco que hasta ahora me ha ido bastante bien para evitar que se rompan en las caídas. Las suelo llevar poco apretadas, lo justo para que no sea fácil que se muevan pero que sí lo puedan hacer en caso de caída y no se rompan.

Los cubremanetas son unos Acerbis comprados a Off The Road. Son muy resistentes, en Marruecos doblé mucho uno en una caída pero se enderezan bien. Quedan bien integrados y no tocan en la cúpula al girar el manillar como he visto que pasa con otros.

01032014-IMG_7469 recorte (1024x712)

A la derecha de la cúpula llevo un enchufe tipo mechero que tenía y que en Ausió me adaptaron allí. Queda perfectamente integrado pero si os soy sincero lo he usado bien poco.

20130925_084046

Tras la cúpula, fijadas a la barra que ya lleva la moto hemos puesto dos bolas Ram para el GPS u otros dispositivos.

La cúpula se ha pintado de negro y vinilado. Estaba muy rayada y por eso lo hice. A pesar de lo que pueda parecer, el que sea opaca no me molesta en absoluto ya que tanto de pie como sentado miro por encima de ella.

01032014-IMG_7489 detalle (1024x573)

Todos los capítulos de la evolución:

1: ¿Por qué una Yamaha XT660Z?
2: Puesto de conducción
3: Tren delantero
4: Potenciación y respuesta del motor
5: Tren trasero
6: Pequeñas modificaciones (¡pero muchas!)
7: Peso
8: Carrocería y estética