01032014-IMG_7515 (1024x683)

La evolución de la Ténéré 660 está suficientemente recogida en el blog, sin embargo queda mezclada entre el resto de posts y se hace difícil encontrarla. Por eso voy a intentar ir resumiendo todas las modificaciones en una categoría llamada “Evolución de la 660“, un submenú que encontraréis en el menú Ténéré 660, de esta forma quedará más ordenado para consultarlo.

Antes que nada me gustaría explicar dos cosas que me preguntan a menudo:

1. Porqué cambié mi espectacular XT1200Z por una modesta XT660Z.
2. Porqué una XT660Z y no otra moto

Son dos temas que ya he ido explicado en otros post y por tanto quién lo haya leído se lo puede ahorrar pero para los que se incorporen ahora al blog creo que esta introducción explica el porqué del cambio y de  la elección.

1. EL CAMBIO DE LA 1200 POR LA 660:

Cómo pude cambiar la maravillosa Super Ténéré R que me había preparado por la 660 es algo que he tenido que explicar bastante.

Tras dedicar mucho tiempo y bastante dinero en esa maravillosa moto es lógico que cueste entender que la haya cambiado por una moto que sobre el papel es muy inferior, sobretodo teniendo en cuenta que mi Super ha sido una referencia de preparación en muchos foros internacionales.

VON-AREND-0497 (1024x683)

La Super Ténéré fue un proyecto maravilloso que fue posible gracias a la ayuda de muchas personas y empresas que colaboraron en él.  Yo les daba ideas, les dejaba la moto para que la utilizaran como patrón, probaba los productos desarrollados y les ayudaba a darlos a conocer. A cambio me quedaba con el producto resultante.

Este simple sistema de colaboración ha servido para que actualmente se están vendiendo por medio mundo los cubrecarter, escapes, adhesivos o amortiguadores que se diseñaron para esta moto. Por mi parte me permitió conocer a gente fantástica, apasionados de su trabajo con los que sigo manteniendo una estrecha relación; también tener una moto única y sobretodo pasármelo de miedo con la evolución. Esta es la introducción que hice en el post donde se resume el proceso de evolución de la 1200, pienso que es bastante ilustrativo de los porqués de ese proyecto:

En esta serie de post sobre mi anterior moto, la Yamaha Super Ténéré R, hago un resumen y valoración de los resultados y costes de las modificaciones que le hice. En el último capítulo pondré el presupuesto pero hay que tener en cuenta que muchas cosas las hice yo y por tanto no las pude valorar, mientras que otras no me supusieron coste ya que los fabricantes me cedieron las piezas a cambio de ayudarles en su desarrollo.  Entiendo que mucha gente piense que es una locura meterse en una transformación así, que los costes y horas de dedicación son injustificables …. Pero las motos son pasión y no hay que buscar demasiadas justificaciones, para mi ha sido un sueño hecho realidad ya que siempre me ha gustado trastear mis motos, dejarlas a mi gusto… me encantaría poder construir una moto partiendo de cero, pero mientras tanto esto ha sido lo más cerca que he podido estar. Me ha encantado poder conocer de primera mano las dificultades que hay en el desarrollo de cualquier pieza para una moto, participar en las diferentes evoluciones, hacer las pruebas. En este sentido quiero agradecer a None (escapes), ACD (cubrecarter), Mambatec (suspensiones) y Uni Racing (adhesivos) su predisposición, paciencia y capacidad para desarrollar unos productos extraordinarios, y que tras más de 13.000 km han demostrado aguantarlo todo, ¡también en este país sabemos hacer bien las cosas!!

2. POR QUÉ LA 660:

La razón principal del cambio a la 660 es por la necesidad de viajar en solitario que se me ha ido creando en los últimos años . Es algo que hace mucho quería probar pero nunca me había atrevido, hasta que en un viaje con mis amigos Tansibéricos a Marruecos rompí el ventilador de la Super Ténéré en una caída. Una vez arreglado seguí la ruta en solitario hasta reunirme con ellos (ver crónica día 4) la experiencia me encantó y me hizo ver que había que probarlo en un viaje completo. Pero también me di cuenta que con mi predilección a los viajes off road la 1200 era demasiado pesada para mi. Soy delgaducho, los años se notan y en Marruecos me quedó muy claro que los casi 300 kgs con la moto cargada eran un lastre peligroso si me quería aventurar en solitario. Si a eso añadimos que ya no me quedaba nada por hacerle a la 1200 y empezaba a aburrirme, la excusa para iniciar un nuevo proyecto era perfecta.

Para decidir la moto que me convenía hice una lista de las características más importantes si quería ir sólo. Tenia que ser una moto con poco mantenimiento, fiable, sencilla, con poca electrónica, suficientemente ligera para desencallarla yo sólo, con una autonomía mínima de 300 km, facilidad para encontrar recambios, cómoda y que me permitiera hacer largas tiradas tanto por carretera como en off road, buen servicio técnico, buenas aptitudes off road y capacidad de carga.

Me di cuenta que estaba definiendo a una trail de las de antes en la que las altas prestaciones quedan en un segundo plano por delante de la fiabilidad y la dureza. Básicamente tenía que decidirme entre la KTM 990 Adventure, la BMW GS800, KTM 690, Husqvarna 630 y Ténéré 660. No contemplaba motos de segunda mano.

La primera descartada fue la Husqvarna, una moto de minorías y con dificultad para conseguir recambios y accesorios.

La KTM 990 ya se había dejado de hacer, tiene poca autonomía y ya la veía demasiado grande y pesada. Además de verla delicada en caso de caída con tanto plástico de carenado. Tampoco tengo un buen servicio técnico KTM donde vivo y mi experiencia con las KTM no es muy buena.

La KTM 690 es, sobre el papel, la moto ideal para lo que buscaba. Buenas suspensiones, ligera, potente… pero tiene poca autonomía, es incómoda y no tiene subchasis. Pero sobretodo pesaba sobre ella la falta de servicio técnico y mi manía por las KTM.

La GS800 es una moto que me gusta pero a la que le falta algo… cuando la he probado he notado un motor muy “de carretera” brusco para hacer off road pero además la encuentro muy cara para los componentes sencillos que lleva (las ruedas y suspensiones son muy mejorables). Tiene poca autonomía y lo peor de todo, el servicio técnico donde vivo es pésimo.

En realidad en mi lista de necesidades estaba describiendo a la Ténéré 660, la última trail que queda “de las de antes”. Si a eso sumamos mi buena experiencia con Yamaha, tanto con la antigua 660 como con la 1200 y sobretodo mi relación con Ausió, concesionario Yanaha en Vic…. vaya que hice la lista por justificar lo que era una decisión cantada.

01032014-IMG_7563 (1024x683)

Una vez vendida la 1200 (lógicamente no fue difícil) tenía suficiente dinero para poder comprar la mucho más barata 660 y tunearla a tope pero por suerte he vuelto a encontrar buenos socios en el proyecto. Para empezar y como siempre la familia Ausió a quién no podré agradecerles lo suficiente su ayuda y pasión por su profesión. También Yamaha nos ha dado un buen empujón para que este proyecto sea posible.

Luego a Off the Road ya que su apoyo ha sido fundamental para que haya podido llegar al nivel de preparación conseguido, impensable sin ellos. No sólo me han proporcionado los mejores componentes, también me han asesorado y dado un servicio impecable en todo momento.

De nuevo he tenido el apoyo de TFX gracias al cual llevo un maravilloso amortiguador trasero que se lo traga todo.

Y como guinda la decoración de los adhesivos de Uniracing que nuevamente han conseguido un diseño precioso pero que además protege la pintura de la moto.

No quiero olvidar a la gente de Giant Loop que me proporcionan los mejores sistemas para llevar mi equipaje y a Rev’it ya que con sus prendas voy caliente, seco y protegido en todos los climas.

Por tanto, si, la inversión es importante, pero he tenido mucha ayuda, lo que me permite que no sea tan elevada como podría parecer en un principio. Además creo que tengo moto para mucho tiempo y si la quisiera vender estoy convencido de poder recuperar una buena parte del precio de unos componentes de tanta calidad.

De todas formas me pasa igual que con la 1200, creo que hablar de inversión en algo tan pasional como una moto es un error. Es mi hobby y mi pasión y por tanto estoy invirtiendo en mí mismo. Como diría el anuncio: porqué yo lo valgo… jeje

Vaya ladrillo me ha quedado… bueno, en los próximos posts ya iré detallando todas las modificaciones.

01032014-IMG_7366 (1024x683)

Con el Dream Team de Ausió: de izquierda a derecha: Jordi, un crack, el mecánico que se ha currado entera la moto; Cesc Ausió, el boss; con cara de absoluta felicidad el que os ha escrito este ladrillo y Lluís el jefe de taller de Ausió.

Todos los capítulos de la evolución:

1: ¿Por qué una Yamaha XT660Z?
2: Puesto de conducción
3: Tren delantero
4: Potenciación y respuesta del motor
5: Tren trasero
6: Pequeñas modificaciones (¡pero muchas!)
7: Peso
8: Carrocería y estética