20161130_110438

En todas las evoluciones de mis motos intento mejorarlas en su faceta off road, que es para lo que realmente las uso. La KTM990 Adventure es la maxi trail más campera que se ha fabricado, una heredera directa de la última bicilíndrica ganadora del Dakar. Además, según los sabios del LC8, el modelo que tengo, la versión S, es la mejor 990 que se hizo para uso off road.

Por tanto es una moto que tendría que valerme con solo sacarla de la caja, esa era la idea para no liarme tanto como en las anteriores motos, ¿sería así?

Para los que no conozcan mi “odisea 990” en este link tenéis un resumen del porqué pasé de no haber tenido nunca una KTM a tener dos en pocos días: una R y la S actual. Lo bueno es que esto me ha ayudado a conocer las diferencias entre las dos versiones y a poder elegir la más adecuada para mi uso. En este apartado voy colgando todo lo referente a esta moto.

Respecto a la más moderna R con 115CV, la S da unos 15CV menos pero los entrega desde abajo y de forma más lineal. Es menos puntiagudo y por tanto más adecuado para una conducción off road. Lo cierto es que hay una brutalidad de potencia desde el momento en que insinúas el gas, siempre está lleno y dispuesto a darlo todo. Si a eso sumamos que no hay ayudas electrónicas de ningún tipo (ni ABS) las sensaciones son lo más bestia que he podido probar en una moto de campo: ready to race en estado puro.

Por tanto poco o nada hay que hacerle al motor en cuanto a rendimiento. He leído por algún sitio que hay upgrades que dulcifican algo la entrega de potencia inicial que a veces hace ir un poco a trompicones. La verdad es que ya me he acostumbrado pero veré si la llevo a un conce KTM para que miren si el software está al día y los filtros de gasolina limpios ya que en algún momento he notado fallos del motor, nada raro si pensamos en los años que ha estado parada esta moto. Por otra parte el sonido del doble escape Akrapovic es música celestial, feroz, adictivo… pero sin ser estruendoso. Así que el escape ¡ni tocarlo!.

20161129_192836

Las suspensiones son tal vez el aspecto que la diferencian más de las grandes trail actuales mucho más orientadas al asfalto. La S tiene un recorrido de 265mm, casi como el de una enduro. Cuando probé la R con sus 245mm ya me pareció impresionante, con la S parece que vayas flotando.

Gran motor, fantásticas suspensiones, ruedas de 21” y 18”… ¿Qué más le podía pedir?. Pues algunas cosas que lo pongan todo aún más fácil y la conviertan en la maxi-trail ideal… para mí.

Así que ya tengo instaladas las chuches que os enseñaba en este post. Así han quedado:

Cúpula rally: La cúpula original es muy alta para hacer off road, le he puesto una más baja y sin el canto vivo superior. Me ofrece mejor visibilidad y minimiza el riesgo de golpearme la cara en un movimiento imprevisto. Falta pintarla en cuanto tenga claro cómo será la decoración. La compré en GZ Parts.

20161129_192659

Suspensiones puestas a punto por MTA: Las larguísimas suspensiones iban bien pero las notaba algo blandas, especialmente por carretera donde se hundían mucho en las frenadas y aceleraciones. También hice algún tope yendo fuerte por campo, así que la llevé a MTA. Allí repasaron a fondo tanto la horquilla como el amortiguador trasero, ahora son impresionantes. Esta puesta a punto merece un capítulo aparte que prometo haré con todo el detalle de lo que hicieron en MTA Suspensions.

20161129_192956

Amortiguador de dirección GPR: Con las suspensiones puestas a punto la moto ya era más estable pero a alta velocidad seguían los menos de la dirección. Por eso me decidí a ponerle un amortiguador de dirección. El GPR es una opción algo más económica que el Scotts, sobre todo si tenemos en cuenta que hay que cambiar la tija superior donde va fijado. El pack incluye tija y amortiguador. Lo compré en Viejos Pistones, una web que se está convirtiendo en un problemón para mi bolsillo 😉

20161130_110930

Manillar Renthall Fat Bar High MX/SX: El manillar de la 990 es estrecho y con las puntas cerradas, bueno para carretera pero no me gusta en off road donde hay que hacer más “palanca”. El que he puesto es más ancho y abierto. Es bastante bajo pero como que las torretas de la tija del GPR son más altas que en la de serie (para dejar sitio al amortiguador de dirección), el manillar queda a una buena altura, pero hay que tener en cuenta que me gustan más bien bajos. Comprado en Motos Ausió.

20161127_113044

Puños calefactables Yamaha: Si, ya sé que esto es muy burgués pero es que donde vivo hace mucho frío en invierno y cuando los pruebas es difícil dar marcha atrás. Bueno, no hay excusas, me voy aburguesando y para sufrir ya tengo la WR que no lleva 😉 . Escogí estos puños porque llevan el botón y los leds de intensidad incorporados en el de la izquierda, por tanto la instalación es más sencilla y limpia. Además apenas son más gruesos que unos de enduro. También de Motos Ausió.

Espejos abatibles: Sustituyen a los fijos originales. Fáciles de poner y plegar. Touratech

20161127_113033

Estribos Pivot Pegz: Desde que los usé en la Ténéré que estoy enganchado a ellos. Ayudan mucho en frenadas y cambios ya que no has de doblar el tobillo. El pie está siempre plano y son las estriberas las que se adaptan a tus movimientos. Son muy anchos, pero un poco cortos ya que la moto es ancha y eso hace que no se pueda apoyar el pie entero. Comprados en Twin Trail.

20161130_110858

Empujador de embrague Oberon: Por lo que me han ido contando, el empujador del embrague es un elemento que causó problemas en este modelo. El Oberon los elimina. También en Viejos Pistones.

Haan Wheels: Estas ruedas están compuestas por aros Excel, más resistentes que los originales y en medidas 1,85 x 21″ el delantero y 2,5 x 18″ el trasero, medidas que permiten montar ruedas de enduro (las originales son 2,10 x 21″ y 4,25 x 18″). Los radios son reforzados y los bujes son unos preciosos Haan de color naranja. El buje trasero lleva silent blocks. Viejos Pistones.

20161130_110751

Neumáticos: He vuelto a confiar en los Desert Race de Michelín. También en sus Bib Mousse. Está por ver que tal van a digerir el peso y la potencia de este bicho.

20161130_110705

Corona KTM de 45 dientes: El desarrollo de la 990 es muy largo con su corona de 42 dientes así que lo he acortado con una corona mayor. De esta forma no tendré que tirar tanto de embrague en off road. Motos Ausió.

20161130_110829

Con todo esto ya tengo la moto que quería. La probé a fondo hace unos días y es sensacional, mucho mejor de lo que esperaba… pero eso ya os lo contaré en el próximo post ya que me voy tres días con ella y con un grupo de descerebrados por Teruel, seguro que aún podré sacar más conclusiones. 😀

¿Qué queda por hacer?. Por el momento la decoración. Me gusta mucho ese color azul metalizado pero el conjunto con ese enorme logo del Dakar lo encuentro algo anticuado. Espero que mis amigos de Uni Racing encuentren el equilibrio entre respetar esa imagen clásica y de KTM pero con algún toque Trail Dreamer… no será fácil. También me gustaría retapizar el asiento que veo muy naranja. En función de cómo sea la decoración pintaré la cúpula.

Luego hay que hacer unos soportes para fijar las luces auxiliares Vision X que ahora llevo en la WR ya que la luz de la 990 no es ninguna maravilla.

Me falta un cubre cárter en condiciones, Cedric de ACD me ha prometido que en cuanto tenga un hueco se pone en ello.

También quiero pedir un accesorio de Rottweiler que facilita muchísimo llegar al filtro del aire para limpiarlo.

Los intermitentes son muy grandes y feos, me gustaría poner unos de led más pequeños.

Y de momento creo que será todo. Ya la tendré a punto para disfrutarla aún más.

20161130_110352

20161129_192800